ANIMALES ACUÁTICOS » 5 Dibujos e imágenes con información

Bajo las aguas de los mares y océanos que conforman el planeta tierra, hacen vida un sinfín de animales acuáticos con características morfológicas que se asemejan o difieren de acuerdo a la especie, sin embargo, generalmente estas fantásticas criaturas poseen branquias con la cuales absorben el oxígeno del vital líquido, mientras otras lo hacen a través de sus pulmones saliendo a la superficie.

Otro rasgo que los define es que son vertebrados, esto significa que tienen un esqueleto interno, algunos de ellos son por ejemplo: los peces, reptiles y mamíferos. No obstante, también se encuentran los invertebrados que, a diferencia de los primeros, no cuentan con esta estructura ósea. En este sentido, aquí te daremos toda la información necesaria sobre ellos e imágenes de estos ejemplares para colorear:

1. FOCA

La foca es un mamífero marino que se desplaza mayormente en aguas frías, proviene de la familia de los Pennípedos, posee dos extremidades delanteras, y un par traseras en forma de aleta.

Existen individuos de color gris, blanco o marrón, según el tipo de especie. A comparación de otros animales, no tienen oídos externos, aunque este sentido destaca por ser agudo.

Alcanza un tamaño de uno a cincos metros de longitud, mientras que su peso llega a los 40 kilogramos. El cuerpo de la foca es de forma hidrodinámica, por lo que se desplaza bien en el agua.

Este animal acuático para colorear suele ser grueso, pero con gran flexibilidad a la hora de moverse dentro de su hábitat natural.

2. PULPO

El pulpo pertenece a los cefalópodos, siendo un invertebrado que posee una gran cabeza, al igual que los ojos. Es un ejemplar muy ágil para escapar de sus depredadores ya que puede expulsar tinta negra para despistarlos, entre otras cualidades.

Cuenta con ocho tentáculos usados como brazos, con los cuales se moviliza dentro de los océanos, y también los emplea para tomar ciertos objetos.

Es uno de los animales para colorear más divertidos, debido a que adquiere distintas tonalidades en su cuerpo que se asemejan al entorno.

Lo anteriormente mencionado, se debe a que cuentan con pigmentos en algunas células, lo que origina su cambio de color. Algunos ejemplares son rojos, azules, marrones o amarillos.

3. Tiburón

En nuestra lista incluimos el tiburón, uno de los depredadores más fuertes del mundo acuático. Es un pez que se caracteriza por contar con un esqueleto cartilaginoso y dientes afilados, siendo por tanto un selacio.

Este vertebrado se ubica dentro del suborden de los escuálidos, ya que posee hendiduras branquiales para tomar oxígeno, teniendo entre cinco y siete en ambos lados de la cabeza.

Sin embargo, dependiendo de la especie, hay algunos que tienen formado un espiráculo, que funciona como orificio externo.

El tamaño de los tiburones varía, hay algunos medianos, mientras otros son más grandes como el tiburón peregrino que alcanza los 10 metros de longitud.

Este animal para colorear posee una tonalidad gris con color blanco en la parte inferior; otros son azules, marrones, y de puntas negras.

4. Tortuga de mar

La tortuga del mar es una especie longeva que alcanza los 100 años de vida. Este reptil se desplaza la mayoría del tiempo en el agua, salvo cuando se dirige a incubar los huevos en tierra.

Es de color verde o pardo de acuerdo al tipo. El cuerpo está constituido de un caparazón, además, tiene aletas delanteras, mientras las extremidades traseras son patas palmeadas que, según los expertos, le ayuda a identificar la dirección de nado.

5. Caballito del mar

El caballito del mar es un pez perteneciente al género hippocampus. Su estructura es muy curiosa pues está conformada por armaduras de placas; un tubo bucal; aletas pectorales y una caudal, por tan solo mencionar algunos de sus rasgos.

Nada de forma erguida y sus colores son llamativos, pudiendo ser desde púrpuras a naranjas, aunque también hay otros de tonalidades castaña, beige o negra.

Descubre más características de los animales acuáticos

La reproducción de los animales acuáticos se genera de forma ovípara, es decir, las madres depositan los huevos donde se forman sus crías.

Mientras que las especies de menor tamaño mayormente dan a luz, a estos últimos se les denomina “vivíparos”, aunque hay ejemplares más grandes que entran en esta clasificación.

Hábitat

Por otra parte, el hábitat de estas criaturas se asocia de acuerdo a sus cualidades morfológicas para sobrevivir en el área, es decir, aquellos que viven en aguas templadas o frías, poseen capas de grasa en sus cuerpos, que los protege del frío.

Por ejemplo en el caso de los mamíferos, suelen ser de sangre caliente, siendo una ventaja para regular su temperatura corporal.

Existen otros ejemplares marinos de sangre fría, que se hallan también en aguas tropicales y subtropicales, o hasta cerca de las costas como algunos tiburones.

La alimentación de los animales acuáticos es variada, por lo que pueden ser carnívoros, omnívoros y herbívoros, estos últimos pueden consumir pasto marino, plantón y algas.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…