DELFÍN » Pinta y conoce al inteligente mamífero acuático

¿Conoces al delfín? Es un sorprendente e inteligente mamífero acuático familia de los cetáceos, el mismo grupo de las ballenas, y puede comunicarse con los otros miembros de su especie a través de sonidos, además de ser muy amigable con los seres humanos. Aquí te ayudaremos a conocerlo y también te dejamos una serie de imágenes sobre este animal para colorear.

Características del delfín

Lo primero que debes saber es cuáles son sus características generales, como su hocico largo y una gran cabeza con un agujero para respirar, las cuales podrás distinguir en los dibujos de este fantástico mamífero que vas a colorear.

Dependiendo del tipo de delfín, puede medir más de 2 metros o incluso alcanzar una longitud de 9. Como tienen piel suave y la estructura de su cuerpo es aerodinámica, son capaces de nadar con bastante rapidez.

Entre sus rasgos más peculiares, está el hoyo de su cabeza, que aparte de ayudarlo a respirar sirve para emitir ondas sonoras.

Esas ondas chocan con los animales y objetos a su alrededor, rebotando de nuevo hacia ellos indicándoles el tamaño y distancia en la que están.

Dicha cualidad, que es conocida como “ecolocalización”, es posible gracias a un órgano especial que tienen en la cabeza y funciona a modo de radar.

Alimentación de los delfines

Los delfines forman parte de los mamíferos acuáticos que se alimentan de otros animales más pequeños, esto quiere decir que son carnívoros.

Aunque una de sus presas favoritas son los calamares, este cetáceo no es muy selectivo con el resto de su dieta, así que come cualquier otro animal que se cruce en su camino, como peces o pulpos.

Para cazar utilizan su método de ecolocalización, estrategia con la que los delfines adultos atrapan seres vivos de hasta 5 kilos que se tragan enteros.

Mientras tanto, los delfines que son más pequeños se quedan con los peces de menor tamaño. Vale destacar que siempre viajan y comen juntos.

¿Cómo se reproducen los delfines?

La primavera es la época en la que los grupos de delfines eligen aparearse, y este proceso empieza con un cortejo en el cual las hembras y los machos se van acercando para por fin unirse sexualmente.

El embarazo puede durar 11 meses o un año, y cuando llega el momento del nacimiento la manada protege a la madre de los depredadores, mientras una hembra colabora con el trabajo de parto.

Los delfines son unas de las pocas especies de mamíferos que reciben ayuda de otro miembro de su especie cuando dan a luz, y pueden parir en cualquier parte del océano.

En cuanto a los hijos, nacen de cola ya que si salieran de frente correrían el riesgo de ahogarse. Generalmente se da una sola cría.

Debemos recordar que el delfín es un animal mamífero y respira, por lo tanto, su madre ayuda a que sus hijos salgan a la superficie a tomar aire cuando nacen, además ella tiene contracciones para sacar la leche materna hacia la boca de sus bebés, que viven amamantándose alrededor de unos 18 meses.

El hábitat del delfín

Es más fácil decir en qué lugares no acostumbran a estar los delfines que indicar adónde van. Pues se trata de animales que se mueven constantemente en busca de comida fácil y seguridad.

En este sentido, es sencillo definir los espacios que no suelen visitar, en otras palabras los océanos polares. Ellos prefieren el resto de las aguas siempre y cuando estén juntos y tengan alimentos.

Por ser mamíferos tan amistosos y sociales, las manadas de delfines pueden pasar incluso de mil ejemplares.

Es importante tomar en cuenta que todos los delfines se mueven por las mismas razones, pero se dividen en aquellos que frecuentan más los océanos y los que están en zonas marítimas.

Por otra parte, hay otra especie conocida como el delfín de río, que tal como lo indica su nombre, se halla en este tipo de aguas dulces, mayormente en la India y Sudamérica.

¿Cuáles son los principales depredadores de los delfines?

Sin dudas, en el océano se encuentran infinidades de peces de todas las clases y tamaños, siendo muchos de ellos carnívoros y feroces.

Pero dentro de esa clasificación, son pocos los que intentan cazar a los delfines, esto se debe a que la inteligencia y organización de los mencionados cetáceos es tan buena que resulta difícil poder atacarlos.

Debido a estas razones, solo los predadores más grandes como las llamadas ballenas asesinas (orcas), o los tiburones de mayor tamaño son los que se atreven a comerse a un delfín.

Como de costumbre, las presas más fáciles son los jóvenes y recién nacidos, sobre todo si son de especies pequeñas.

Aunque normalmente las manadas prefieren evitar el contacto con los famosos depredadores para evitar confrontaciones innecesarias, ya que como hemos mencionado, los delfines se defienden agresivamente cuando la situación lo amerita.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…