TUCÁN » La colorida ave de los biomas tropicales suramericanos

El tucán es un ave de los biomas tropicales de Sudamérica y pertenece a la familia de los ranfástidos, que se caracterizan por tener un pico grande y muy colorido, con un plumaje que también exhibe diferentes e intensos tonos, convirtiéndose así en uno de los más llamativos animales para colorear y conocer, el cual, además de su exótico aspecto, destaca tanto por sus costumbres como por la forma de vida estando en su hábitat natural o en cautiverio.

Características del tucán

Generalmente el tucán tiene una longitud de 29 a 63 centímetros, dependiendo del tipo, ya que existen 42 especies en total. Su peso se ubica entre los 130 y 680 gramos.

Sin duda, el pico de esta exótica ave representa uno de sus rasgos más peculiares, puesto que su tamaño máximo es de 19 centímetros, acompañado de una lengua aplanada.

A pesar de tener un enorme pico, es muy ligero, lo cual se debe a que tiene muchas cavidades internas que ayudan a disminuir su peso, además, posee pequeños dientes en forma de sierra, que lo ayudan a cortar las frutas.

Un ave de colores diversos

Pintar los dibujos de un ave para colorear como el tucán no podría ser más divertido, ya que hay individuos de tonos rojos, anaranjados y negros, mientras otros tienen una combinación entre el rojo, dorado, gris, azul brillante, amarillo y negro.

El plumaje también tiene un color marrón o verde oscuro. Se pueden camuflar con el entorno natural en ciertas ocasiones a través de la luz. Cuenta con una cola cuadrada con la que realiza movimientos de abajo hacia arriba.

Alimentación del tucán

El tucán es omnívoro, porque se alimenta de frutas, lagartos, insectos, pájaros pequeños y huevos, aunque le resulta más apetitoso el primero.

De igual manera, incluye en su menú bayas y semillas. Con la ayuda de su pico arranca las frutas de las ramas y atrapa a los animales mencionados, triturándolos con sus pequeños dientes.

Tiene un estomago pequeño, el cual procesa rápidamente los alimentos, consumiendo por esta razón comestibles con gran cantidad de agua.

No obstante, cuando esta ave está en cautiverio es alimentada con orugas, carne molida o bichos, debe consumir únicamente los animales antes mencionados.

Hábitat

Los vistosos matices del plumaje con el que cuenta el tucán, pintan las selvas y bosques tropicales de Sudamérica con brillantes tonos, así que no se trata de un simple animal para colorear y aprender, sino de un hermoso ejemplar que adorna estos ecosistemas donde predominan cálidos ambientes y mucha humedad, en otras palabras, su hábitat natural.

Asimismo, el tucán acostumbra sujetarse con sus patas de la copa de los árboles. Es una especie que no suele migrar de su lugar de origen.

Comúnmente hace vida en naciones como: México, Guatemala, Argentina, Ecuador, Perú, Brasil y Venezuela. En estado silvestre acostumbra estar reunido en grupos o en pareja.

Reproducción del tucán

A partir de los tres o cuatro años de edad los tucanes están preparados para procrear. Este proceso solo ocurre una vez al año.

Son criaturas monógamas, esto se refiere a que durante su vida tienen solo una pareja, con la que concebirán a sus crías.

Al igual que otras especies de animales, estas aves realizan un cortejo antes de iniciar el encuentro mediante el intercambio de comida a través de sus picos.

Tucán: una especie ovípara

Las hembras tucán son ovíparas, es decir, que en vez de dar a luz, depositan huevos en donde se desarrollan las crías mediante un proceso de incubación que dura de 15 a 20 días.

En este sentido, colocan entre dos y cuatro huevos en aquellos nidos construidos por los pájaros carpinteros, apropiándose de esos espacios; mientras otros si los crean por su cuenta propia.

Tanto el macho como la hembra se encargan de proteger a los huevos que son muy frágiles. Al nacer las crías carecen de plumas y sus ojos permanecen cerrados hasta cumplir las tres semanas.

Por su parte, los padres buscan el alimento para los pequeños aproximadamente durante dos meses siguientes, hasta estar lo suficientemente desarrollados para abandonar el nido.

Depredadores del tucán

Los depredadores más frecuentes de los tucanes son los búhos, serpientes y jaguares, entre otros felinos de gran tamaño.

Asimismo, sus huevos son vulnerables si no se encuentran resguardados bajo una parte segura. En este caso suelen ser atacados por serpientes.

Estas hermosas criaturas que sirven de aves para colorear los paisajes de nuestras selvas y ayudar a sustentar la vida en esos espacios, jugando un papel importante como dispersores de semillas, también agregan a su lista de enemigos al ser humano, el principal causante de la desforestación de su hábitat natural, la cual ha sido sustituida por zonas industriales y urbanísticas.

Además, estos espectaculares animales tropicales han sido afectados por el comercio ilegal, por lo que actualmente se encuentran en peligro de extinción.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…