CUY » Conoce al simpático roedor doméstico con imágenes para colorear

El cuy, también conocido como cobaya, es un roedor muy dócil, sociable y cariñoso que puedes tener en tu hogar sin mayores complicaciones, pues sus cuidados básicos son simples.

Asimismo, esta simpática criatura es bastante inteligente, tanto que incluso aprende a seguir órdenes si le explicas con paciencia y dedicación, pero además tiene un aspecto curioso, porque dependiendo de su raza puede lucir un pelaje largo en distintos tonos, como el marrón, negro, blanco, beige, entre muchos más que podrás agregar a las imágenes de este animal doméstico para colorear.

Características del cuy doméstico

Denominado científicamente como Cavia porcellus y perteneciente a la familia de los cávidos, el cuy doméstico se ha ido convirtiendo en uno de los animales de compañía favoritos por muchos, pero sobre todo por los pequeños de la casa, quienes se dejan llevar por sus tiernas características, es decir, sus ojos grandes, pequeñas orejas, patas cortas y pelo abundante con uno o varios colores.

Por ello, es un excelente animal para colorear mientras aprendes datos como por ejemplo su tamaño, que va de 20 a 35 cm de largo.

También puede pesar más de 1 kilo cuando es adulto, aunque esto varía según el género, es decir, la hembra alcanza unos 800 gramos y un máximo de 1.200, pero el macho es capaz de llegar a 1.500 gramos.

Por otra parte, tiene dientes grandes que le sirven para roer, lo cual hace constantemente y por eso nunca le dejan de crecer.

Asimismo, cuenta con dos patas anteriores provistas de 4 dedos, sin embargo, en las extremidades traseras solo tiene 3 en cada una.

Este animal doméstico para colorear, es de cabeza grande con forma rectangular y su cola es tan corta que en algunas especies es casi imperceptible.

Cuidados básicos del cuy

Lo primero que debes considerar con respecto a los cuidados básicos del cuy, es adecuar una jaula espaciosa en la cual se pueda mover comodamente.

La misma debe medir más de un metro de largo y un ancho de 60 centímetros arpoximadamente, mientras la altura puede rondar los 45 centímetros.

Recuerda que este animal para colorear tiene conductas gregarias, y estará a gusto acompañado por otros miembros de su especie en una jaula más amplia.

Asimismo, tienes que limpiarla regularmente porque al cuy le agrada estar en lugares aseados, a parte de proporcionarle lo necesario para realizar todas sus necesidades.

En otras palabras, es imprescindible colocarle heno en el piso liso y sin rejillas, para absorber sus desechos y además sirve como cama o comida.

De igual manera, la jaula tiene que estar en una zona alta (unos 80 centímetros sobre el suelo), para que se adapte rápido al contacto con las personas, pero además la temperatura ambiental debe ser menor a 28°, sin corrientes de aire, ruidos fuertes ni contacto directo con la luz solar. Y por supuesto, con envases destinados al agua y la comida.

El cuy y su alimentación

El cuy depende de una alimentación herbívora, consumiendo verduras, frutas frescas y piensos especialmente preparados para ellos, los cuales puedes conseguir en tiendas de mascotas.

De igual manera, el heno constituye una parte indispensable de su nutrición, puesto que los ayuda a digerir mucho mejor.

Otro alimento que necesitan diariamente son los pimientos, que le aportan la vitamina C que su cuerpo no es capaz de producir.

Recuerda siempre ofrecerle alimentos frescos, a temperatura ambiente y desprovistos de semillas, cuidando también las proporciones u horarios, ya que el exceso de azúcar de las frutas suponen un riesgo para su salud, así que una buena decisión es dárselas cada dos semanas aproximadamente.

Hábitat natural y domesticación

Los cuyes provienen del continente suramericano, específicamente de la cordillera andina, donde su hábitat natural son las sabanas, espacios cercanos a bosques y áreas rocosas.

En cuanto a su domesticación, algunas teorías apuntan que sucedió unos 2.000 años antes de Cristo en Perú y Bolivia, por mano de los Incas.

Estos roedores tienen una esperanza de vida que va de 5 a 8 años de edad, aunque dependiendo de las condiciones pueden durar una década.

Reproducción

Los cuyes son mamíferos de reproducción vivípara, ya que sus crías nacen absolutamente formadas, incluso con pelo y sus sentidos bien desarrollados, por lo que comienzan a desenvolverse activamente pocas horas después de llegar al mundo.

Su período de celo se presenta en cualquier época del año. Asimismo, su gestación varía entre 60 y 72 días. Con respecto a las camadas por parto, oscilan de 2 a 4 ejemplares, y su madurez sexual ronda los 3 y 4 meses de edad, según sean hembras o machos, respectivamente.

Depredadores

Al vivir en estado salvaje, el inofensivo cuy es presa de aves rapaces como halcones, águilas o búhos, pero también de serpientes, lobos y coyotes.

Aunque en la actualidad podría decirse que sus principales depredadores son los seres humanos, debido a las granjas destinadas a su cría y consumo.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…