COCODRILO » El temible depredador acuático de los lagos y ríos

Advertisement

El cocodrilo es uno de los depredadores más fuertes del reino animal, gracias a unas poderosas mandíbulas con las que usualmente ataca a sus presas.

Advertisement

Este ejemplar pertenece al género Crocodylus, y alcanza una longitud que supera los seis metros de largo, además, se caracteriza por tener una piel escamosa muy gruesa de un tono verde oscuro que le permite desarrollar ciertas actividades dentro de su hábitat natural, como por ejemplo, camuflarse para cazar, y es por ello que aprenderemos todos los aspectos sobre su forma de vida a través de dibujos de un reptil para colorear tan intimidante y popular.

Características del cocodrilo

Advertisement

Esta temible criatura puede pesar hasta 800 kilogramos, ya que posee un cuerpo largo y robusto del cual sobresale una enorme cola.

Al igual que el resto de los reptiles, el cocodrilo es un animal de sangre fría, por lo que no regula su temperatura corporal por sí mismo y depende del ambiente para dicho fin.

Habitualmente busca la postura más adecuada para recibir calor a través del sol. También mantiene la boca abierta para hacer lo propio.

Asimismo, en la parte superior de su cabeza tiene sus ojos y fosas nasales, cavidades que impiden el paso del agua hacia los pulmones.

En este sentido, puede permanecer en movimiento bajo el vital líquido al menos unas seis horas, sin que ello le dificulte el poder respirar.

Del mismo modo, cuenta con cuatro extremidades equipadas de cinco dedos en cada una de las patas frontales y cuatro en las de atrás.

Por otra parte, su mandíbula está provista de fuertes dientes, y su escamosa piel es de intensos tonos verdes, a veces con manchas oscuras, aunque la zona ventral suele ser más clara, y es por ello que el cocodrilo es un buen animal para colorear.

Hábitat de los cocodrilos

Los cocodrilos se desplazan en áreas pantanosas y costeras, por lo que es común verlos en pantanos, lagos, ríos o manglares ubicados en el continente asiático, africano y americano.

De igual manera, hacen vida en Australia, pero en el caso de aquellos que habitan en Centroamérica y Sudamérica, prefieren los biomas tropicales y subtropicales con ambientes más cálidos, donde predomina la humedad.

Un hecho curioso es que el agua salada les ayuda a restaurar su piel, y es debido a ello que pese a ser capaces de ocupar fuentes fluviales dulces, las poblaciones más grandes de cocodrilos buscan biomas acuáticos con ciertos niveles de salinidad.

De la misma manera, aprovechan los rayos del sol para producir vitaminas que coadyuvan al blindaje y crecimiento de su piel, dotándolos de una poderosa armadura capaz de aguantar la arremetida de otras especies o incluso, enfrentamientos con algunos parientes.

Y es debido a esto último que muchas veces terminan con heridas notables, pero progresivamente sanan y el intenso color verde que los convierte en excelentes reptiles para colorear vuelve a predominar.

Hábitos alimenticios del cocodrilo

La dieta del cocodrilo se basa en la carne de especies como: los búfalos, peces, cebras, aves, cangrejos, ñus, camellos y caballos.

Habitualmente las víctimas se dirigen al río a beber agua, aprovechándose él de la situación para atraparlos de forma sigilosa, mientras está sumergido.

Posteriormente, una vez estudiada la zona y totalmente seguro de que las presas no lo han visto, decide lanzarse sobre éstas para trasladarlas al río.

Es un poderoso animal que mata ejemplares de gran tamaño, gracias a la fuerza y astucia que tiene a la hora de capturarlos.

Cabe destacar que suele cortarlos en pedazos para poder consumirlos, además, se ha comprobado que cuando no hay muchas fuentes de alimentos, ralentiza su digestión.

Reproducción del cocodrilo

La reproducción de estos lagartos es ovípara y de fecundación interna, es decir, las hembras colocan huevos previamente fecundados por los machos.

Comúnmente la época de apareamiento ocurre al iniciar primavera o verano, ya que la temperatura resulta más calurosa generando la necesidad de procrear.

Antes del encuentro, ellos producen algunos sonidos para atraer a las hembras, no obstante, los machos compiten entre sí para ganarse una compañera.

Después de la copula, la madre se encarga de depositar un aproximado de 40 huevos en un lugar seguro, incubándolos hasta la eclosión.

Un dato curioso es que los cocodrilos mantienen intensos tonos verdes desde pequeños, siendo fantásticos reptiles para colorear por la llamativa pigmentación que poseen.

Depredadores del cocodrilo

Las crías de cocodrilos son vulnerables ante otros animales que suelen atacarlos por ser pequeños e indefensos durante esta etapa juvenil.

Algunos de los depredadores más frecuentes son las ranas, peces grandes y aves, sin embargo, se han registrado casos de canibalismo de los cocodrilos adultos hacia los recién nacidos cuando el alimento escasea.

De igual manera, estos robustos y enormes animales no caminan rápidamente, porque sus patas son cortas y suelen arrastrarse.

En este sentido, los adultos son víctimas de hipopótamos o jaguares. De hecho este último lo ataca incluso estando en el agua, desarrollando así una pelea fatal.

Finalmente, el ser humano se suma a su lista de enemigos, ya que desde siempre ha estado detrás de su piel para la elaboración de bolsos, calzados, cinturones, etc, mientras que otros los han asesinado por temor a ser atacados o por una injustificada “diversión”.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…