POLLITOS » Imágenes para colorear y cuidados de las pequeñas aves amarillas

Aunque los gallos y las gallinas son aves de corral de los cuales se aprovechan tanto sus huevos, como su carne, también se pueden criar como mascotas desde pequeños, es decir, cuando apenas son pollitos, sin embargo, debes ser consciente de que necesitan distintos tipos de cuidados y alimentación, datos que conocerás a la par de diversas imágenes de este animal doméstico para colorear.

Características de los pollitos domésticos

Los pollitos son las crías del gallo y la gallina, miden unos 5 centímetros, pesan cerca de 70 gramos y tienen suaves plumas amarillas.

Estos pequeños ejemplares forman parte del grupo de las aves, por tanto, tienen un pico y dos alas, aunque no pueden volar sino hasta crecer.

También cuentan con dos patas provistas de tres dedos en la parte delantera, y otro adicional apuntando atrás, los cuales podrás ver en las imágenes de estos animales domésticos para colorear.

Asimismo, estos especímenes en crecimiento son muy sociables, es por ello que al estar en un espacio bien acondicionado, se pueden criar a varios juntos.

Cuidados básicos de los pollitos

Los pollitos son excelentes mascotas porque no necesitan supervisión excesiva para garantizarles su bienestar, sin embargo, hay ciertos cuidados básicos a considerar.

Lo primero a tomar en cuenta sobre estos animales para colorear, es que deben tener una jaula espaciosa y segura, evitando el acceso de posibles depredadores como por ejemplo los gatos.

Igualmente, es imprescindible colocar un bombillo que les proporcione calor, pero debes estar atento, pues si regularmente se ponen cerca del mismo, es porque sienten frío, y en dado caso será necesario disponer de una lámpara con mayor voltaje.

Del mismo modo, tus jóvenes aves amarillas ameritan accesibilidad tanto a agua, como alimento, así que deberás dejárselos en envases que ellos no puedan volcar.

Un aspecto importante es recordar que los pollitos van a crecer y una jaula no será suficiente, de hecho tendrás que sustituirla por un corral.

Además, el aseo ha de ser constante, removiendo los desechos de la base de la jaula para poder garantizar la salud de los polluelos.

Alimentación de las pequeñas aves amarillas

La alimentación de los pollitos es omnívora, por ello necesitan una dieta balanceada para poder desarrollarse completamente sanos, consumiendo, granos, semillas, hierbas, vegetales, gusanos e insectos.

De tal manera, puedes iniciar dándoles maíz en polvo, pero con el paso del tiempo les vendrá bien comer pellets o granos triturados, sean también de maíz, avena o semillas de trigo y girasol descascaradas.

En cuanto a los insectos y gusanos, no deben abarcar más de la cuarta parte de su nutrición, al igual que el pan y sobras.

Otro tipo de alimentos para completar su dieta, son las espinacas, lechugas, vegetales verdes y coles, siempre que estén bien frescos.

Aves capaces de vivir en distintos tipos de hábitat

Después de culminar su etapa como pollitos, pasando a ser gallos o gallinas, estas aves son capaces de vivir en distintos tipos de hábitat.

Esto significa que en estado silvestre sobreviven en biomas variados, como matorrales, praderas, selvas secas o monzónicas. De hecho algunas teorías señalan que son animales oriundos del sudeste asiático.

Ahora bien, tal como hemos mencionado, cuando estas aves son domésticas es necesario preparar una jaula, pero más adelante les hará falta un corral cómodo.

Todo ello implica facilitarles un amplio espacio, techado, con palos o listones de madera dispuestos a cierta distancia del suelo para que duerman en un ambiente similar a su hábitat natural, donde acostumbran a subir a los árboles y, de ser posible, colocar cajones a fin de que las hembras coloquen sus huevos, aunque muchas veces los ponen en el suelo.

Reproducción: nacimiento y cría de los pollitos

Los pollitos nacen después de un proceso de reproducción ovípara con fecundación interna, en otras palabras, las hembras ponen huevos tiempo después de aparearse.

Las gallinas comúnmente comienzan la incubación luego de poner una docena de huevos, etapa que dura alrededor de tres semanas.

También existe un método artificial en el que se retiran las posturas de las hembras y se colocan en incubadoras, donde deberán ir volteándose frecuentemente.

Al culminar este período nacen las crías, quienes van rompiendo el cascarón desde adentro, pero en el caso de los pollitos destinados a ser animales de compañía, han de separarse de su progenitora a los pocos días de la eclosión, y así se garantiza una mejor relación con las personas que los piensen adoptar, pues es la etapa de la “impronta”, es decir, en la que ellos van reconociendo a su madre.

Depredadores de los pollitos

Los pollos recién nacidos son criaturas extremadamente vulnerables, y si los criamos en el hogar como mascotas, pueden terminar siendo víctimas de algunos depredadores comunes.

Los más conocidos en devorar este tipo de pequeñas aves amarillas, son los gatos y perros domésticos, al igual que los mapaches, zorros o serpientes en el caso de los ejemplares confinados a corrales de granjas.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…