JIRAFA » Conoce y colorea el mamífero más alto del mundo

La jirafa, un mamífero típico de la sabana africana, es el ejemplar más alto del mundo, ya que logra alcanzar hasta seis metros gracias a su exagerado cuello y patas largas, lo que le permite aproximarse con facilidad a la copa de los árboles. Hoy hablaremos acerca de sus características, hábitat, alimentación y mucho más sobre este emblemático animal para colorear con el cual te divertirás.

Características de la jirafa

Para empezar debemos decir que la jirafa es un animal de silueta elegante, con piernas firmes de metro y medio, un cuello esbelto el doble de extenso, así como unas largas y bellas pestañas.

Este mamífero para colorear puede recorrer 50 km/h. Su estructura está compuesta de siete vértebras cervicales, con un tamaño de 28 centímetros cada una, las cuales sujetan el cuerpo entero del animal.

Asimismo, tiene una larga lengua (azul oscura) que utiliza para llevarse los alimentos a su boca. La longitud de su cola se ubica entre 78 a 100 centímetros.

El pelaje es de color amarrillo y está recubierto de manchas color marrón, sin embargo, el tono varía según el tipo de jirafa.

Se han registrado casos de ejemplares solamente blancos, que no pueden generar pigmentos en las células de su piel a causa de una modificación genética denominada “leucismo”.

Científicos afirmaron la existencia de cuatro especies distintas

Científicos realizaron un estudio genético sobre las jirafas, el cual dio como resultado la existencia de cuatro especies distintas. Esta investigación publicada en 2016, planteaba realizar una nueva clasificación, luego de las diferencias encontradas.

Según los Investigadores probablemente estas especies no se unen entre sí para tener crías. A continuación estos son los tipos:

  • Jirafa norte (Giraffa camelopardalis).
  • Jirafa del sur (Giraffa giraffa).
  • Jirafa reticulada (Giraffa reticulata).
  • Jirafa del Masai (Giraffa tippelskirchi).

Hábitat

Las jirafas habitan en la región etiópica de África, específicamente en la sabana, que se caracteriza por tener árboles de acacia, baobab y muchos más.

Las hierbas también son parte de la vegetación de este territorio, que posee un clima caluroso y con escazas precipitaciones al año.

Alimentación de la jirafa

La jirafa tiene una dieta herbívora, adora las hojas de los árboles de acacia y commiphora, se calcula que pueden consumir hasta 63 kilogramos al día. Sus cualidades morfológicas ayudan a este animal a obtener de manera más segura su alimento.

Comportamiento

Las jirafas son animales pasivos que recorren las praderas acompañados mayormente de seis miembros.

El gran tamaño de estos mamíferos ayuda a detectar a tiempo la presencia de enemigos que se aproximan en su búsqueda.

Normalmente prefieren evitar los enfrenamientos, aunque cuando se sienten amenazados protegen a sus crías, lazando patadas contra los depredadores.

Por otra parte, descansan poco tiempo en el suelo, la mayor parte del día suelen estar activos.

Reproducción

A partir de los tres o cuatro años de edad las jirafas están desarrolladas para traer crías al mundo. El tiempo de gestación es largo ya que dura más de un año.

Nace una sola cría por parto, durante ese momento la madre se mantiene de pie observando todo a su alrededor, con el objetivo de que no se encuentre cerca algún depredador.

No expresa gestos de preocupación, sino al contrario esperan que la criatura termine de salir; durante ese instante las piernas son las primeras en aparecer y luego la cabeza, hasta finalmente caer en el suelo.

Tras pisar tierra, el recién nacido observa durante un par de minutos su hábitat, para posteriormente levantarse y dar sus primeros pasos temblorosos. Normalmente miden entre 1,7 a 2 metros de altura.

Depredadores de la jirafa

El león es el enemigo principal de la jirafa, este animal se aprovecha de las crías más jóvenes que, por su supuesto, son más pequeñas y fáciles de atacar.

Luego del nacimiento de las criaturas, éstas se mantienen en el suelo durante las dos primeras semanas, situación que le da ventaja al felino de capturar a la presa.

En la lista de enemigos están también los leopardos, hienas y perros salvajes que intentan asechar al miembro más débil o pequeño de la familia. Una táctica es hacer que las jirafas se enreden con sus piernas hasta caer.

No obstante, la mayoría de estos depredadores se acercan cuando se han agotado sus fuentes de alimentos, debido a que una patada de las jirafas puede generar graves lesiones en su cuerpo hasta el punto de matarlos.

Pero la especie más peligrosa hasta ahora es el ser humano, quien se ha encargado de cazar este tierno animal para el consumo de su carne; así como la venta de su piel a fin de elaborar artículos y la recolección de sus huesos para supuestos fines curativos contra el sida.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…