ORUGA DE COLORES » Un insecto muy colorido para pintar

Advertisement

La oruga de colores es una larva familia de los Lepidopteros, la cual atraviesa un estado de metamorfosis, es decir, se transforma progresivamente hasta convertirse en mariposa cuando llega a la adultez.

Advertisement

Se trata de un animal que por su variedad de matices, resulta ser un buen insecto para colorear y aprender a la vez, porque los ejemplares con tonalidades muy brillantes, generalmente están dotados de un veneno bastante tóxico capaz de matar a otra criatura, o incluso a seres humanos.

Características de la oruga de colores

Advertisement

La oruga mide aproximadamente unos cinco centímetros de largo y se caracteriza por tener una piel suave que en algunas especies, está cubierta de pelos.

Su cuerpo está constituido por la cabeza, tórax y abdomen. En estas dos últimas partes también tiene orificios para respirar.

Asimismo, cerca de la cabeza posee seis ojos pequeños denominados “stemmata”, situados en las áreas laterales. Cabe destacar que su sentido visual es deficiente.

Por otra parte, posee antenas que les son útiles para detectar alimentos. Además, cuenta con fuertes mandíbulas provistas de dientes.

En cuanto a sus extremidades, están constituidas por tres pares de patas “verdaderas”, y otras cinco “falsas”. Es oportuno mencionar que la oruga pasa por un estado de metamorfosis, siendo larva, luego pupa y finalmente mariposa.

Un insecto de tonalidades variadas

Existen varios tipos de oruga con tonalidades diversas, entre amarillo, rojo, fucsia, azul, blanco, así como individuos de colores oscuros, en otras palabras, es uno de los mejores animales para colorear y aprender al mismo tiempo.

Todas estas combinaciones les son útiles para camuflarse en su entorno natural; mientras que los de colores llamativos, al ser venenosos, representan una amenaza para los depredadores.

De allí la importancia de aprender a identificarlos y por eso los conocerás mejor con cada una de las imágenes de estos vistosos insectos para colorear.

Hábitat de la oruga

Este insecto vive en zonas forestales donde abunda la materia vegetal, es por ello que se encuentra en bosques tropicales, praderas e incluso áreas urbanas.

Sin embargo, hay orugas capaces de adaptarse a sitios fríos, donde prevalece la presencia de árboles, según el tipo de especie.

Alimentación de la oruga

La oruga es considerada una plaga para algunos cultivos puesto que se alimenta básicamente de plantas como el maíz, algodón y tomate.

En este sentido, es una criatura herbívora que suele variar su dieta según su tipo y la posición geográfica donde se encuentre.

Asimismo, este colorido espécimen añade a su menú hojas de zanahoria, apio, perejil, flores, entre otros comestibles de origen vegetal.

Así que en caso de ver uno de estos ejemplares alimentándose, fíjate en el brillo de su pigmentación con el fin de saber si es tóxico o no, y ya sabes, mientras más pintoresco sea aumenta el riesgo de peligro, pero por ahora puedes divertirte con las imágenes de este animal para colorear mientras seguimos aprendiendo sobre él.

Reproducción de la oruga de colores

El apareamiento se realiza cuando alcanzan la adultez como mariposas, durante esta temporada algunas especies de machos buscan ganar la atención de las hembras.

Posteriormente inicia una competencia entre los machos para ganarse el derecho de copular con ellas, una acción habitual que hacen algunos animales antes del encuentro.

Estos insectos son polígamos, es decir, ellos procrean con varias hembras mientras que éstas lo hacen sólo una vez.

Después del acto los huevos se forman en el abdomen de las hembras. Éstos serán fertilizados con los espermatozoides depositados en su saco copulador.

Eclosión de los huevos

Las mariposas se encargan de arrojar los huevos en las plantas, los cuales son redondeados y pequeños, aunque su color varía según el tipo.

Es oportuno mencionar que los embriones están resguardados dentro de una cáscara muy dura, además allí encuentran los nutrientes necesarios para su desarrollo.

De acuerdo a los expertos, la eclosión de los huevos dura como máximo unos siete días, sin embargo, antes de la puesta deben haber madurado.

Otro dato interesante es que la mayoría de las mariposas lanzan sus huevos de manera grupal, con el objetivo de que todos puedan subsistir.

De igual manera, estos animales se guían por su instinto y evalúan si las condiciones ambientales están dadas para depositar los huevos de acuerdo a la temperatura.

Por otra parte, si la estación del año es invierno, los huevos hibernan y no se desarrollan completamente sino hasta pasar algunos meses.

Otros detalles después del nacimiento

Las pequeñas orugas pueden medir unos tres milímetros al nacer, y mantienen esa forma de larva aproximadamente durante un mes.

Después de trascurrir ese lapso, ya estando totalmente desarrollada, teje un capullo y se resguarda dentro del mismo para luego salir como mariposa (metamorfosis).

Depredadores de la oruga de colores

Pese a existir especies de orugas venenosas, esto no frena a los depredadores que buscan algo de comida para subsistir en el día.

Los enemigos más frecuentes de las orugas son las avispas, aves y otros insectos que superan el tamaño de estas criaturas.

También se han reportado casos de reptiles y mamíferos pequeños que las cazan, aunque a diferencia de otros ejemplares, las orugas no se encuentran en peligro de extinción, ni están amenazadas.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…