SURICATA » Colorea y conoce al pequeño mamífero del desierto africano

El suricata es un mamífero pequeño que solo habita en las zonas desérticas de África, se agrupa en comunidades grandes para poder cuidarse entre sí y pertenece a la familia de las mangostas. Si no te haces una idea de cómo son físicamente, en este artículo te describiremos cada una de sus características con datos muy curiosos sobre ellos, su forma de vida y varios dibujos de estos animales para colorear.

Características de los suricatas

En caso de que te lo hayas preguntado, pues sí, este mamífero para colorear es el mismo de la afamada película de El Rey León.

Ahora bien, se trata de un animal relativamente pequeño. Mide alrededor de 35 centímetros de largo, pero su cola abarca unos 20 adicionales.

Debido a su tamaño es normal que no llegue a pesar demasiado. De hecho la mayoría –hembras y machos- alcanzan poco más de 700 gramos.

Tienen un pelaje suave y corto que regula la temperatura de su cuerpo de una manera muy singular, pues a través de ella “absorben” calor durante las horas del día y luego, por las noches, lo utilizan para soportar el frío.

Son criaturas de hocico puntiagudo y con la parte posterior del cráneo redonda, ojos pequeños y orejas de tamaño reducido en forma de media luna.

Asimismo, poseen un pelaje cuyo color depende de la zona específica donde éstos habiten, con matices que van desde marrones claros o grises y rayas de un tono más oscuro que se distribuyen paralelamente en su espalda, mientras alrededor de sus ojos y orejas predomina el negro.

Hábitat y forma de vida del suricata

El suricata es uno de los mamíferos más sociables que se puede encontrar en los desiertos de África.

Las áreas áridas de Namibia y Botswana son unos de los lugares que habitan estos peculiares animales. Allí, en los suelos de zonas arenosas, es donde acostumbran hacer sus cuevas.

El suricata puede convivir hasta con cuarenta miembros de su especie, y cada uno de ellos colabora de diferentes maneras para proteger a su familia.

Comunicación del suricata: un sistema de defensa

Una de las curiosidades más resaltantes de los suricatas, es sin dudas el impresionante mecanismo de defensa que manejan a través de la comunicación.

Por ser criaturas diurnas y vivir en grupos familiares grandes, ellos desarrollaron todo un sistema para emitir sonidos avisando a sus compañeros sobre algún peligro alrededor, mientras están realizando sus actividades cotidianas.

En este sentido, suelen colocar a un ejemplar que hace el papel de “centinela”, en otras palabras, es quien da la voz de alerta sobre un depredador o un problema diferente, y para eso utilizan distintos llamados, de modo que los demás suricatas sepan qué hacer.

Es fácil identificar cuál de todos es el encargado de vigilar, pues se coloca sobre una piedra alta apoyándose en sus patas posteriores y siempre está atento a cada movimiento en su entorno.

Pero no te preocupes, entre los diseños de animales para colorear te dejamos el dibujo de un centinela para que te puedas familiarizar un poco.

Alimentación: un trabajo en equipo

Aunque no lo creas, estos mamíferos tan sociables, cariñosos con sus otros miembros y simpáticos, son animales que comen criaturas de menor volumen.

En efecto, su dieta incluye gran parte de insectos y arácnidos que mamíferos distintos a ellos no pueden consumir, porque los suricatas se han inmunizado contra algunos de sus venenos, pero también ingieren frutas y vegetales.

Y es que cuentan con afiladas garras en sus extremidades anteriores que sirven tanto para hacer sus cuevas, como escarbar rápidamente a fin de conseguir alimentos.

Entre su lista de consumo están: escorpiones, orugas, gusanos, lagartijas, huevos, materia vegetal, pequeñas aves y roedores de menor tamaño al suyo.

Reproducción

Un aspecto a destacar, es que no poseen una fecha específica para la etapa de reproducción, lo cual significa que todo depende de las condiciones en las que se encuentren, es decir, si son óptimas se aparearan, de lo contrario no.

Cuando cumplen un aproximado de dos años de edad, son adultos y pueden relacionarse con otros miembros de su especie para tener crías.

El embarazo dura casi tres meses y solo nacen unos tres o cuatro suricatas que se alimentan de la leche materna hasta ser independientes.

La comunidad generalmente es dirigida por un macho y una hembra dominante, el resto de los familiares se ocupa de ayudar a las crías de otros ejemplares para garantizar que prevalezca su especie.

Depredadores y amenazas del suricata

Un animal pequeño como el suricata que además vive en comunidades grandes, siempre será una atractiva fuente de alimento para algunos depredadores.

Entre los carnívoros que los acechan se encuentran los chacales, los halcones y las águilas. Vale destacar que para cada uno de ellos ya tienen distintos llamados de alerta.

Si un predador ataca desde el aire, irán a sus cuevas, pero con amenazas terrestres, tratarán de intimidarlos y protegerán las crías con su vida.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…