CAMALEÓN » Un curioso reptil que cambia los colores de su piel

Advertisement

El camaleón es un espécimen que resalta frente al resto de los animales de su clase, los reptiles, porque además de contar con los típicos rasgos de ellos, como una piel escamosa, sangre fría y la particular manera de moverse arrastrando el abdomen al andar, también es capaz de cambiar de color debido a distintos factores, incluyendo sus estados de ánimo, la temperatura del ambiente, la cantidad de luz que reciben o sencillamente por razones reproductivas.

Advertisement

Asimismo, este ejemplar cuenta con otras cualidades sorprendentes, como estirar su larga lengua a gran velocidad a fin de cazar a sus presas, mover sus ojos de forma independiente y muchas peculiaridades más que conocerás a la par de varias imágenes de este animal para colorear.

Características del camaleón

Advertisement

El camaleón es una criatura familia de los Chamaeleonidae que pertenece al infraorden, suborden y orden de las Iguanias, Lacertilias y Squamatas, respectivamente.

Este reptil no es de los animales más grandes de su clase, puesto que el más pequeño de su especie mide cerca de 3 centímetros, mientras el más voluminoso ronda los 60 centímetros.

Se trata de un ejemplar de cuerpo grueso y una cabeza más estrecha con los dos ojos dispuestos a cada lado, proporcionándole 360° de visibilidad.

Esto último también se debe a que cada órgano ocular se puede mover en cualquier dirección, una cualidad muy útil a la hora de cazar.

Aunque de hecho utiliza su extensa lengua que está cubierta de un líquido viscoso para atrapar insectos. Este músculo que sale de su boca, puede medir aproximadamente el doble de su cuerpo pero sin contar su cola prensil.

El camaleón y su habilidad para cambiar de color

¿Alguna vez te preguntaste cómo hace el camaleón para cambiar de color? Pues esta es una habilidad que obtiene gracias a unas células conocidas por el nombre de iridóforas, y están dotadas de pigmentos especiales que les permiten modificar los tonos de su piel, motivo por el cual resulta ser un excelente reptil para colorear, pues lo puedes pintar de azul, verde, amarillo o incluso combinaciones de distintas gamas.

Aun así, no es una acción que se deba solamente a técnicas de camuflaje, ya que puede tomar otros matices cuando se enoja, si está asustado o al ocurrir cambios de luz, temperatura e incluso de humedad.

Del mismo modo, los machos dominantes adoptan pigmentos brillantes para cautivar a las hembras en épocas de apareamiento, esperando recibir respuestas por los mismos medios, y es ese el mejor momento para recrear su pintoresca apariencia a través de los dibujos de este hermoso animal para colorear.

El hábitat más usual de los camaleones

El hábitat predilecta de los camaleones suele ser aquella donde abunda la vegetación frondosa, como bosques, montañas, sabanas o selvas tropicales, donde sus vistosos pigmentos hacen juego con el entorno, convirtiéndose así en bellos reptiles para colorear.

No obstante, hay una enorme variedad de especies que sobrevive en otros tipos de ecosistemas, sean praderas, estepas, desiertos y semidesiertos.

Y es que ciertamente muchos de ellos son arborícolas, por eso cuentan con una cola prensil y patas diseñadas para moverse fácilmente entre las ramas.

Geográficamente se pueden localizar distribuidos en mayor parte hacia el continente africano, pero también se hallan en Asia y Europa, mientras en América fueron introducidos.

Algunos de los países con presencia de camaleones son España, Madagascar, Portugal y varios otros a los que llegaron gracias al hombre, como Estados Unidos.

Alimentación del camaleón: un hábil cazador de insectos

El camaleón es un hábil cazador de insectos como los grillos, las moscas, mosquitos, mariposas, saltamontes, langostas y polillas, además de varias clases de artrópodos.

Entren estos destacan las arañas y los caracoles, pero los especímenes más grandes también devoran varios animales vertebrados, sean aves o pequeños lagartos.

Y es que su rápida lengua se mueve a una velocidad sorprendente, tanto que ni siquiera demora un segundo en alcanzar a su presa.

Por otra parte, existen tipos de camaleones que adoran degustar un poco de materia vegetal, es decir, frutas como papayas o plátanos, por lo que ciertas razas se consideran omnívoras.

Conoce sus hábitos de reproducción

Es natural que los camaleones tengan hábitos de reproducción ovíparos, ya que son reptiles, pero también hay especies ovovivíparas.

Todo esto se traduce en que los primeros colocan huevos con cascarones duros que protegen y alimentan al embrión hasta la eclosión, mientras los segundos paren a sus crías bien desarrolladas.

Los camaleones ovíparos dejan sus huevos en hoyos que las mismas hembras hacen en la tierra, después de unas seis semanas del apareamiento, aproximadamente.

Con relación a los ovovivíparos, gestan a sus hijos en su interior alrededor de los 7 meses siguientes a la época de reproducción.

Son animales que maduran sexualmente al cumplir 12 o 24 meses, y la cantidad de hijos que tienen depende de la especie y su tamaño.

Depredadores naturales

Los depredadores naturales de los camaleones son los mismos que generalmente afectan a cualquier reptil pequeño o de tamaño medio, en otras palabras, aves, mamíferos y serpientes. En este sentido, destacan animales como los pájaros cálaos, carboneros y alcaudones; o los monos y las serpientes arborícolas, todos propensos a consumir incluso sus huevos.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…