QUETZAL » Un ave pintoresca de los trópicos e imágenes para colorear

El quetzal es una de las aves más pintorescas y hermosas del planeta tierra, de hecho es reconocida tanto en el centro como el sur de América, debido a que es la especie alada insigne de Guatemala, país donde además las monedas llevan su nombre. Esta criatura posee llamativos rasgos morfológicos, empezando por los brillantes tonos de su largo plumaje, el cual tendrás oportunidad de pintar, gracias a las imágenes para colorear que verás mientras aprendes sobre este animal de la selva tropical.

Características del colorido quetzal

El quetzal es un animal colorido, con combinaciones de matices entre las que predominan tonalidades rojas y verdes, las cuales se mezclan a su vez con pigmentos negros, dorados, azules o blancos dependiendo de la especie.

Tiene un pequeño pico amarillo y sobre éste luce un plumero de color verde, que le hacen dar la impresión de llevar un casco romano.

Se trata de una peculiar criatura familia de los trogones, donde se agrupa el segundo conjunto de especies voladoras más bellas de América y en consecuencia, una de las mejores aves para colorear de todas las que existen en la naturaleza.

Por otra parte, su talla es mediana, alcanzando alrededor de 40 centímetros de longitud, pero su larga cola le agrega unos 65 centímetros adicionales.

Quetzal: dimorfismo sexual y diferencias entre géneros

Aunque en muchas clases de aves las hembras son más grandes que los machos, con el dimorfismo sexual del quetzal sucede todo lo contrario.

En este sentido, el ejemplar masculino es mucho más grande que su compañera, la cual cuenta con una cola más reducida y colores menos brillantes.

A diferencia de su extravagante y estilizado congénere, ella ostenta un pico negro, no tiene la característica cresta de plumas despeinadas y su pecho es marrón oliva en lugar de rojo.

Hábitat del quetzal

Es conocido también por el nombre de quetzal centro o mesoamericano, pero sin duda alguna, son sus exóticos matices los que le han hecho popular.

En este sentido, el quetzal se ha convertido en un fabuloso animal para colorear o simplemente, admirar en su hábitat natural: las húmedas selvas tropicales.

Asimismo, se puede hallar en las regiones montañosas y boscosas con las mismas características, situándose generalmente en la parte más alta de los árboles.

Es allí, en el dosel de estos biomas, donde acostumbra anidar, escogiendo específicamente espacios seguros como por ejemplo, los huecos realizados por los pájaros carpinteros.

Tiende a ser territorial y prefiere abordar lugares cuya altura sobrepasa de mil metros sobre el nivel del mar, con un máximo de tres mil.

Su distribución geográfica abarca países en el sur y el centro de América, como México, Honduras, Costa Rica, Panamá y Guatemala.

Por otra parte, casi ha desaparecido de Nicaragua, mientras en México se extiende hacia la zona sur de dicho país.

Y aunque existen seis especies de esta maravillosa criatura emplumada, todas entran en la clasificación de las más hermosas aves para colorear y conocer.

Alimentación de la hermosa ave

El quetzal es un ave con un tipo de alimentación omnívora, aunque al madurar prefiere seleccionar frutas como aguacates silvestres o aquellos derivados del laurel.

Asimismo, se encarga de consumir otras especies de este tipo de materia vegetal para luego regurgitar las semillas, por lo que se le considera un importante ejemplar que contribuye a la reforestación.

Sin embargo, los individuos más jóvenes ameritan una alta dosis de proteínas y, por lo tanto, comen varias especies de insectos, pequeñas lagartijas y ranas.

Es por esto que sus padres los cazan coadyuvando al desarrollo de los polluelos, pero el resto del año consumen frutas.

Reproducción, incubación y polluelos

El quetzal vive más de 20 años y puede comenzar a buscar pareja para la reproducción después de cumplir unos 6 años de edad.

Esta época de celo ocurre una sola vez cada 12 meses entre marzo y junio, cuando el macho inicia el cortejo para cautivar a la hembra, volando alto y haciendo ruido.

Una vez que tienen la atención de su compañera, se mantienen juntos durante toda la temporada, y el macho construye el nido en troncos podridos o aprovecha el trabajo de algún pájaro carpintero.

Después de estar juntos, la hembra pone hasta tres huevos que pasan una incubación de 18 días, y a esta labor se dedican ambos padres.

En esta especie los polluelos solo necesitan de unas tres semanas para empezar a volar e independizarse de sus padres, pero se mantienen cerca de ellos durante un tiempo.

Peligros y depredadores

La lista de los principales depredadores del quetzal es amplia, pues no es un hábil volador y se convierte en presa fácil para ciertos carnívoros.

Entre éstos se encuentran especies como el águila pescadora, el kinkajou, el gato tigre e incluso la famosa ardilla gris en México.

En cuanto a los huevos y los polluelos, suelen ser víctimas de los tucanes esmeralda, las serpientes y las comadrejas, que trepan hasta su nido.

Aunque ciertamente, son los humanos los que le ocasionan mayores peligros, debido a la deforestación y la caza ilegal, factores causantes de colocarlo en la categoría de especies amenazadas.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…